Banco Cooperativo Coopcentral
×

Educación Financiera

“Educarnos financiera y económicamente fortalece las bases de nuestro futuro, nuestra familia y nuestra sociedad”.

 

¿Qué es la educación financiera?

Es la capacidad de desarrollar iniciativas tendentes a familiarizarnos con las cuestiones financieras, de forma que las decisiones que tomemos en este ámbito se hagan desde una esfera de mayor entendimiento de los productos y servicios financieros que mejor se adapten a nuestras necesidades.

¿Para qué sirve?

• Para administrar eficientemente las finanzas.

• Para tomar decisiones conscientes e informadas a la hora de adquirir productos o servicios financieros.

• Para aprender a planificar los ingresos y los gastos.

• Para evitar el sobreendeudamiento.

• Para mejorar la calidad de vida.

 

¿Cuándo la aplicamos?

Todos los días; ya que para desenvolvernos en esta sociedad jugamos un rol fundamental como consumidores financieros. Esto significa que a diario nos enfrentamos con actividades vinculadas directa o indirectamente con el sector financiero y claramente con el dinero (físico, plástico o electrónico). Cuando pagamos un servicio de agua, luz o gas, cuando hacemos el mercado o pagamos el plan de celular; también cuando nos consignan el salario, o cuando compramos un electrodoméstico a crédito. Así, se vuelve fundamental para nuestra vida, conocer de qué se trata este sistema financiero, cómo funciona, cuáles son los productos y servicios que me convienen; qué derechos tengo y qué entidades protegen mi dinero, entre otros temas, ya que esto nos permitirá tomar decisiones acertadas.

¿Por qué es importante saber de educación financiera?

Porque aún, hoy en día, existe desconocimiento y desinformación sobre temas básicos de economía y finanzas, los cuales nos limitan la capacidad para tomar decisiones fundamentadas y consistentes en este aspecto básico de la vida.

Así mismo, la falta de desarrollo de competencias relacionadas con estos temas impide que participemos activa y responsablemente en procesos económicos muy importantes, lo cual, en un mediano plazo, influye negativamente sobre nuestro bienestar individual y familiar, y retrasa el avance de la sociedad en su conjunto.

Situación en Colombia

La ley 1328 de 2009 (Reforma Financiera) estableció que las entidades del sector financiero deben desarrollar programas de educación económica y financiera; dicha consagración se hizo como un Principio General y como una Obligación Especial a cargo de las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia y hace relación al desarrollo de programas educativos “respecto de los productos y servicios financieros que ofrecen las entidades vigiladas, de la naturaleza de los mercados en los que actúan, de las instituciones autorizadas para prestarlos, así como de los diferentes mecanismos establecidos para la defensa de sus derechos.” (letra f del artículo 3 de la Ley 1328 de 2009). Cabe precisar que esta previsión legal empezó a regir el 1º de julio de 2010.

 

Fuente: Estrategia Nacional de Educación Económica y Financiera-2010- Documento desarrollado conjuntamente por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el Ministerio de Educación Nacional, el Banco de la República, la Superintendencia Financiera de Colombia, el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, el Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas y el Autorregulador del Mercado de Valores.

Crédito: Acceder a un crédito depende de su reputación o su capacidad de manejar el dinero; así mismo su experiencia crediticia. Un crédito se define por la cantidad de dinero que usted puede deber a una persona o entidad y que el mismo (persona o entidad) tiene derecho a exigir y cobrar.

Microcrédito: Es un préstamo muy pequeño que se ofrece a personas con una capacidad de endeudamiento no tan alta y que no cuenta con un respaldo, un empleo fijo o un historial de crédito verificable.

Crédito para el agro: Son créditos que se ofrecen con el único fin de ¬financiar e invertir en el sector agropecuario.
Crédito de libre inversión: Como su nombre lo dice, puede usarlo como usted quiera. Se consideran una buena opción para adquirir bienes como un auto, remodelación, pagar las deudas, o vacaciones, entre otros. Le recomendamos cuando quiera adquirir uno, estar seguro si es el momento para tomarlo.

Crédito educativo: Este es un crédito facilitador de acceso a la educación superior.
Tarjeta de crédito: Esta es una tarjeta plástica emitida por una entidad bancaria que permite realizar ciertas operaciones desde un cajero automático y la compra de bienes y servicios a crédito; generalmente es de plástico y tiene una banda magnética en una de sus caras.

Crédito de vivienda: Este crédito se enfoca en adquirir, construir o reformar vivienda nueva o usada.

Crédito rotativo: Es un cupo de crédito ligado a alguna cuenta (ahorros o corriente), esto es asignado por la entidad ¬financiera de acuerdo a los ingresos, su característica principal está constituida por la renovación del cupo disponible a medida que se van efectuando los pagos, además solo se cobran intereses sobre los montos que han sido transferidos a la cuenta.
¡Ahora sí, diríjase a su entidad financiera y elija el que más le conviene!
¿Sabe qué es...?

Libranza o descuento directo: Es la autorización dada por el asalariado, contratista o pensionado al empleador o entidad paga-dora, según sea el caso, para que realice el descuento del salario, mesada u honorarios disponibles a favor de aquel o aquellos, con el objeto de que sean giradas a favor de las entidades operadoras para atender los productos, bienes y servicios objeto de libranza.

Empleador o entidad pagadora: Es la persona natural o jurídica, de naturaleza pública o privada, que tiene a su cargo la obligación del pago del salario, remuneración, debido a la ejecución de un trabajo o porque tiene a su cargo el pago de pensiones en calidad de administrador de fondos de cesantías y pensiones.

Beneficiario: es la persona empleada, contratista, jubilada o pensionada titular de un producto o servicio que se obliga a atender a través de la modalidad de libranza o descuento directo, que para efectos del presente convenio también podrá denominarse “trabajador” “contratista” “pensionado”.

Entidad operadora: Es la persona jurídica que realiza operaciones de libranza o descuento directo, por estar autorizada legalmente para el manejo del ahorro del público o para el manejo de los aportes o ahorros de sus asociados, que para efectos del presente convenio se denominará COOPCENTRAL. Si usted es una persona jurídica.

 

...Debe conocer:

• La destinación:  Capital de  trabajo,  activos  fijos  o  sustitución  de pasivos.

• El tipo de tasa: Fija y variable.

• La amortización: Mensual, trimestral y semestral.

• El plazo: Hasta 60 meses o hasta 96 meses (Crediagro)

• Las tasas: De acuerdo con las publicadas en boletín informativo.

• Garantía: todo crédito con plazo superior a 60 meses requiere garantía admisible (prenda o hipoteca).

El 31 de octubre de 2019 se celebra el “Día Universal del Ahorro” (World Savings Day). No sólo las personas deben practicar el ahorro sino también los estados, actualmente los países crean fondos de previsión y acumulan sumas cuantiosas. Antiguamente las civilizaciones adoptaron el hábito del ahorro como una forma de asegurarse su porvenir.

El 31 de octubre es el día del ahorro de dinero, del ahorro de electricidad, del ahorro de agua, del ahorro de combustible... que como dice el refrán: «Ahorrar no es sólo guardar sino saber gastar»

El ahorro se practicaba desde la antigüedad, civilizaciones como Egipto y China. Acostumbraban a guardar el fruto de sus cosechas.

Posteriormente, en el medievo, se organizó mejor el sistema de ahorro, tanto es así que en 1462 se formó la primera Organización del Ahorro para proteger a sus integrantes de la usura, fue creada por monjes franciscanos y se le llamó “Monte de Piedad”. Es por esta misma época cuando se organizaron los “Bancos” y se crearon los primeros cheques de viajero; los llamados “Bancos” no eran otra cosa que negociantes que brindaban a los viajeros la facilidad de recibirles dinero en una ciudad y extenderles un cheque a fin de que la persona pueda cobrarlo en otra ciudad con otro negociante asociado al primero. La modalidad de estos negociantes era de ubicarse en las plazas o los mercados y poner unos bancos en los cuales atendían al público. Desde luego había quienes brindaban un servicio confiable para el usuario, pero también había quienes, llegado el momento, no podían pagar al usuario el importe de su cheque, generalmente estos pleitos terminaban en peleas y era común que el usuario le rompiese el banco al negociante, de este hecho se deriva la expresión “Banca Rota” para calificar la quiebra de una institución.

Origen: En octubre de 1924 se reunió en Milán (Italia) el Congreso Internacional de Ahorro. Concurrieron delegados de casi todos los países y se trataron temas sobre la organización y legislación de las cajas de ahorro. Al término de las sesiones, el 31 de octubre, se dejó instituida esta fecha como el Día Universal del Ahorro.